601 903 733
·
Lunes - Viernes 09:30-20:30. Sábados 9:30-13:30
·
Solicita tu Fórmula 24 horas
info@farmacialaboratorioperello.es

Impotencia sexual masculina: causas y soluciones

impotencia-masculina-farmacia-laboratorio-perello-web

El sexo es una parte importante de la vida adulta, pero existen diferentes problemas que pueden alterar este acto e incluso impedir disfrutar de una vida sexual plena.

En este artículo enfocaremos las causas, síntomas y soluciones desde el punto de vista de las necesidades masculinas.

¿Qué es la impotencia sexual masculina?

La impotencia sexual masculina, también llamada disfunción eréctil, es la incapacidad para lograr mantener la erección el tiempo necesario para conseguir disfrutar de las relaciones sexuales de manera satisfactoria.

Aunque se ha considerado tabú y motivo de vergüenza por parte de los hombres durante mucho tiempo, es mucho más común de lo que parece en un primer momento, ya que se tiende a mentir sobre el problema.

La impotencia sexual es física, es decir, se puede tener el deseo intenso de tener un encuentro sexual, pero, o bien no consigues la erección, o bien no se mantiene como para completar el acto. También hay que distinguir entre la incapacidad de conseguir una erección en un momento concreto, y el no poder tenerla de forma habitual.

¿Cuáles son las causas de esta impotencia?

Hay diversas causas que pueden ocasionar la impotencia, unas físicas y otras emocionales o mentales. Veamos las principales:

  • Edad: Por regla general, la edad es un factor determinante, ya que, a mayor edad, mayor dificultad de mantener una erección plena.
  • Problemas de circulación sanguínea:  Los habituales problemas de hipertensión, hipotensión, problemas cardíacos, etc. suelen interferir en la capacidad de mantener o conseguir una erección.
  • Causas psicológicas: Es una de las causas más frecuentes, pudiendo llegar al 10% de los casos. Los problemas de la vida laboral, amorosa, situaciones que nos causen estrés, depresión, provocan un incremento de los niveles de cortisol en sangre, que reduce el apetito sexual y la capacidad de mantener relaciones sexuales satisfactorias.  El tratamiento en estos casos pasa por diagnostico por parte de un psicólogo o terapeuta de pareja, aunque combinar con la medicación puede ayudar a superar el problema de una forma más rápida y eficaz.
  • Medicamentos: Hay algunos medicamentos que causan directamente problemas de erección. Consultar con el médico o farmacéutico puede ayudarnos a identificarlos.
  • Drogas y alcohol: El abuso de drogas y alcohol provoca una falsa sensación de seguridad y superioridad, pero al contrario de lo que mucha gente cree, son contraproducentes para conseguir relaciones completas.
  • Origen desconocido: Hay una parte de los afectados, a los que no es posible encontrar un motivo de dicha impotencia, en estos casos, la resolución del problema es complicada.

Síntomas de la impotencia sexual

El principal síntoma de la disfunción eréctil es un cambio en la calidad de la erección, tanto en términos de rigidez, como en la capacidad de mantener una erección.

FUENTE: Infomed, portal de la salud de cuba

Si la impotencia se origina por causas físicas, uno de los principales indicadores en la incapacidad para tener o mantener una erección al despertarse por la mañana.

En cambio, si se origina por causas psicológicas, la impotencia suele producirse durante un periodo de tiempo concreto (mientras dure la situación de estrés, por ejemplo). Si persiste durante más de tres meses el paciente deberá buscar asesoramiento en un urólogo especializado en andrología.

«Existen tres tipos de impotencia clasificada por los médicos: Leve, moderada y grave. Cada tipo tiene un tratamiento de preferencia«

Prevención

En muchos de los casos, como en todo, basta con un cambio en el estilo de vida para solucionar el problema de la disfunción eréctil. Como hemos visto antes, las causas psicológicas, junto con los medicamentos, alcohol, drogas y tabaco, una vida sedentaria y una mala alimentación son el 50% de las causas de la impotencia.

Esta en tu mano solucionar el problema sin necesidad de recurrir a farmacoterapia.

Tratamientos

Los tratamientos de elección han de implantarse de forma menos a más invasiva. Empezando primero por la modificación de hábitos de vida, el tratamiento psicológico, seguido de medicación, terapia intracavernosa inyectada, y finalmente la cirugía.

 Antes de tomar cualquiera de estos tratamientos es necesario consultar con el especialista:

  • Los vasodilatadores:  Incluyen el sildenafilo, tadalafilo, varenafilo, pero también algunos extractos de plantas como la maca andina, o aminoacidos como la arginina. Los efectos secundarios son en general leves o moderados: dolor de cabeza, rinitis, enrojecimiento facial o dolores musculares. Estos preparados solo se venden con receta en farmacias.
     
  •  Afrodisiacos: El ginseng coreano, Taurina, Tribulus terrestris, Muira Puama. Se trata de extractos de plantas que tienen capacidad de aumentar los niveles de testosterona, debido a los esteroides vegetales que contienen y provocan ese efecto potenciador del apetito sexual. Existen muchos preparados comercializados, pero lo ideal es consultar con el especialista antes de tomar nada por nuestra cuenta, ya que podemos agravar los síntomas, o causar otros.
  • FIC: Farmacoterpia Intracavernosa. Se trata de inyecciones en los cuerpos cavernosos del pene que contienen Papaverina, Clorpromazina, Atropina y Alprostadil, en otros casos pueden incluir Fentolamina. La concentración se ajusta según un test realizado al paciente. Hay especialidades como el caverject, pero el preparado de varios componentes debe prepararse como FÓRMULA MAGISTRAL, y tiene una estabilidad de máximo 10 semanas.
FUENTE: Prospecto Caverject
  • Plasma rico en plaquetas: se inyecta en la estructura del pene conocida como cuerpos cavernosos con el objetivo de regenerarla. También se está implantando el uso de células madre de médula ósea.
  • Prótesis de pene: Como última opción, en aquellos casos en los que el resto de terapia no da resultado, se opta por la cirugía, con resultados de satisfacción por encima del 80%

Desde Laboratorios Perelló instamos a confiar en un médico especialista para el correcto diagnóstico de la enfermedad. Este especialista indicará cuál es el tratamiento y la dosis adecuada para nuestro problema, y preparará la receta que necesitamos para elaborar la medicación.

En nuestro laboratorio disponemos de los vasodilatadores sildenafilo y tadalafilo, afrodisiacos y material para elaborar los FIC, así como sala estéril para la elaboración del plasma rico en plaquetas.

Puedes contactar con nosotros en nuestro mail:

laboratorio@farmacialaboratorioperello.es

o vía telefónica/ WhatsApp en el 601 903 733

Aquí valoraremos tu receta y te informaremos del importe antes de prepararla. Hacemos envíos a TODA ESPAÑA. ¡Consúltanos!